Ya no importa cuantos cielos hayas besado, ni cuantos angeles te hayan deseado, el lamentarme solo hace mas larga la agonia.
Ya no quiero ser otro cielo, ni quiero ser un angel, solo me gustaria ser esa luna, que en tu inmensa oscuridad, te abrace con su luz y te de calor con su aura.
Pero lamentablemente tengo que confersarte, que solo soy una pequeña estrella perdida en la inmensidad, la cual no puede desearte, besarte o abrazarte, y es en este perdido lugar que te digo, ojala encuentres otra luna que te ame hasta curar tus heridas, y que con un eclipse, impida que el sol te haga aun mas daño.



|

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No hay estrella pequenia, cada una alumbra con singular manera cada noche...

Incluso el sol es una estrella, la luna solo es un perrito faldero que lo sigue.

Ya creceras estrellita, y alumbraras enormemente a quien sepa como descubrir esa luz y brillo interior.

Luuu

Cristal-Hime dijo...

las estrellas mas pequeñas son llamadas enanas

son las que brillan más y tienen más tiempo de vida, y cuando mueren son capaces de llevarse con ellas la destrucción de una galaxia entera ^^

(LL)