5to Capitulo - Lo que el esconde-.

- Caballero Russell le recomiendo que se calme...

Decia el consejero desde su sillon mientras veia como Christopher daba vueltas por toda la habitacion topandose de vez en cuando con un florero o alguna pieza de valor y tirandola al suelo, la cara del chico no aparentaba tranquilidad, estaba totalmente histerico de la rabia.
- ¿Como demonios pudo haber pasado esto?, ¿No era que ibamos a tener un tiempo considerable para preparar a la princesa para todo esto? Ahora ella ya tuvo la primera vision...¿Que es la Maldicion de la creacion del todo y de la nada? ¡Y convengamos que aun no es primavera!, ¿En donde quedo la verdad de todo este enigma? "Cada miembro de la familia descubre esos misterios, una primavera bajo los efectos de la maldicion de la creacion del todo y de la nada. En nadie se han dado de igual forma. Pero cada uno debe de descubrirlo por si mismo, no les esta permitido contar estos misterios a los que aun los ignoran"...No entiendo nada, diablos!
Christopher recito esa frase exactamente como se la habian dicho. Todo esto no tenia ni pies ni cabeza. Se dejo caer en un gran sofa sin respaldo y cerro los ojos por un momento. Aun recordaba la mirada de miedo y consternacion de Khristal, el mismo se sentia tan inutil por no poder evitar esa mirada.
- No siempre la podras proteger. Los humanos podemos proteger cualquier cosa, excepto el interior de otro ser. Cuando en un ser humano se derrumba su interior, se derrumban sus sentimientos, se desmoronan sus creencias y ya no cree siquiera en si mismo, el unico que puede volver a construir todo eso es ese mismo ser. A ti lo que te concierne es entregarle a la princesa los medios para que no se derrumbe, no lo olvides.
¿Pero como hacerlo si esa princesa ya no era su princesa?. Aun recordaba esa noche, aun sentia el dolor punzante y aun deseaba la venganza como el primer dia. Ambos paseando por el bosque que rodeaba este mismo castillo, caminando bajo la luz de cada estrella, y con la felicidad que la luna irradiaba por verlos felices. Se amaban, sonreian y ella era aun mas hermosa cada atardecer de ese reino. Hace poco los reyes habian mantenido una charla con su hija, y le revelaron que muy pronto llegaria el momento de tomar muchas responsabilidades y comprender el misterio de los Rossie Knight. Pero ella seguia sonriendo, no le importaba nada mientras el estuviera a su lado.
Entraron al jardin de cerezos del castillo, y alli era donde toda la felicidad acabaria.
- Tengo el presentimiento de que te voy a amar por siempre, mi caballero testarudo.
Le susurro al oido ella y le dedico una sonrisa que Christopher guardaria como tesoro para siempre.
Khristal solto el brazo de el y empezo a correr divertida entre los petalos rosados, el le pedia que fuera mas despacio, ya que con lo torpe que la chica solia ser, no seria raro que se cayera y se lastimara. No lo escucho y siguio corriendo hasta que un viejo pozo de agua le interrumpio el camino pactado. Se agacho para mirar en su interior, todo era negro, pero aparentaba estar seco. Al intentar subir la cara, se lastimo con algo, cuando giro la vista, vio una rosa roja llena de espinas. La sangre de la princesa bajaba por el tallo de la flor y de repente esta empezo a brillar. Como si estuviera hechizada, con los ojos en blanco, toco los petalos de tan bella flor. En pocos segundos, una luz roja salio desde el fondo del pozo. La oscuridad del mismo la reclamaba, la queria solo para ella. Khristal comenzo a entrar en el pozo mientras Christopher corriendo se aproximaba a ella. No llegaba, no podria salvarla, ¿Que estaba ocurriendo?, ¿Porque justo ahora?. Muchas cosas se le cruzaron por la mente, y finalmente pudo tomar su mano. El tiraba, tiraba de ella todo lo que podia, pero algo muy fuerte la tironeba desde el fondo.
- No me dejes, te lo ruego Khristal, no ahora!
Khristal por un segundo dejo caer una lagrima de esos ojos hechizados y de repente con un solo tiron, el habia logrado sacarla de ese pozo y juntos cayeron en el cesped. Ella inconsciente, el asustado. ¿Que habia sido todo eso?...Pero al volver la vista, noto que la luz roja seguia ahi y de la nada, escucho un susurro y la voz de una niña pequeña resono en sus oidos.
- Niño tonto, ahora pagaras por el pecado que acabas de cometer!
La voz se empezo a reir, y asi como de la nada salio, a la nada volvio, desaparecio entre los sonidos del bosque a la misma vez que la luz roja volvia al fondo del pozo y este empezaba a desvanecerse. En pocos segundos, ya no existia tal pozo.
- Espera!, ¿Que demonios le hiciste a la princesa?
Pero el le hablo a la oscuridad. Todo habia vuelto a como era antes de que Khristal empezara a correr, o casi todo. Acomodo a la princesa en sus brazos e intento despertarla, pero fue en vano, ella no respondia, y peor aun, estaba helada, parecia muerta. Christopher se desespero, no pudo mas que levantarse y correr hacia el castillo. Al entrar empezo a pedir ayuda a los gritos y asi fue que el Consejero de los reyes, o el brujo como a el le encantaba llamarlo, llego corriendo al lugar. Vio a la princesa y se la arranco de los brazos a Christopher.
- Ha sucedido lo peor para nuestra princesa...
Dijo el Consejero volviendo la vista al caballero de la dama. La reina llego en ese momento al lugar, despertada por los gritos, vio a su hija y comenzo a llorar. Ella entendia todo, ella sabia exactamente que habia pasado y no podia hacer mas que llorar. Volteo tambien la vista hacia el prometido de su hija, y deseaba explicarle todo, pero no podia.
- Christopher, ven conmigo. Consejero, por favor, vea el estado de mi niña.
Dijo la mujer sacando la valentia de donde no la tenia, como toda una reina.
- Pero yo quiero mantenerme junto a Khristal. ¡Demonios!, ¡Que alguien me explique que esta pasando!
La reina tomo del brazo al consternado chico y lo arrastro a otra sala mientras a todo eso el brujo ya se habia ido con la chica. Juliet, la reina, hizo que Christopher se sentara e intento calmarlo. Le pidio que le explicara todo en cuanto se sintiera mejor. Luego de unos minutos, el caballero empezo a relatar lo sucedido. Su oyente al terminar de escuchar el relato se dejo caer en un sillon de la sala.
- No puedo explicarte mucho, pero te dire lo que me esta permitido. Esa niña que escuchaste, es la hechicera de la rosa. Ella queria llevarse a Khristal antes de que tuviera las primeras visiones del misterio de los Rossie, para asi poder robar todo ese conocimiento y obtener nuestros...Como decirte...tesoros. Khristal no es como cualquier otra de las damas de nuestra familia, ella sera quien obtenga dones especiales al conocer nuestros secretos, ella sera llamada la Dama de los Petalos de Cristal. Y ahora, como tu le impediste su proposito, ha echado una maldicion en mi hija. Y lo peor, es que ella volvera a buscarla, y volvera con seguidores, no volvera sola...
En ese momento entro por la puerta el brujo e hizo una reverencia para ambos.
- La dama Khristal esta bien, su vida no corre peligro...Pero hay algo con respecto a el señor Russell que ambos deben de saber. Ella, no lo recuerda...ella lo ha olvidado. Y estaba tan confundida, que aunque quise introducirle sus recuerdos nuevamente, me fue imposible, lo unico que pude fue entregarle un pasado distinto, donde el señor Russell no existe para ella, donde ella tiene otro caballero...Nada recuerda respecto a el.
- No puede ser...Ella me amaba, no me puede haber olvidado...Exijo verla!
Christopher se habia levantado de su lugar pero Juliet lo detuvo.
- Si vas en este momento, sera peor, la alteraras y no ganaras nada!
El caballero no podia creer lo que el brujo le habia dicho. ¿Como en pocos segundos la felicidad se le habia escapado asi?. No pudo mas que comenzar a llorar, llorar a esa mujer que habia perdido, que para ella el nunca habia existido.
El recordar todo eso, aun le causaba daño, las ultimas palabras de ella "Tengo el presentimiento de que te voy a amar por siempre, mi caballero testarudo." y esa ultima lagrima que corrio por el rostro de la chica. Cada parte de esos recuerdos era un puñal en su corazon. Despues de un año, el habia regresado a ese Reino para recuperar a su princesa, para recuperar todo lo que le habian robado, pero nuevamente la habia visto con esa mirada de miedo.
- Quiero protegerla con todo mi poder, esta vez no la voy a perder, esta vez la voy a recuperar y voy a impedir que le pase cualquier cosa. Esa hechicera no le va a tocar ni un milimetro de cabello.
La mirada escarlata del joven se clavo en una rosa que habia caido de un florero, mientras decia con toda su determinacion y furia estas palabras. De un segundo para otro, la rosa se marchito y se puso negra. El iba a proteger esa mirada dulce y esa sonrisa aun mas poderosa que cualquier misterio sobre la tierra.
Mientras tanto, Clarisse habia ido a ver a Khristal y la observaba centimetro por centimetro.
- ¿Como pudiste olvidarlo?, Eres muy cruel Princesa.
Los ojos de la pequeña muñeca se llenaron de lagrimas en ese momento, el dolor de su amo, era el suyo y ella sabia que su amo, otra vez, estaba recordando su cruel pasado.



|

3 comentarios:

Anónimo dijo...

-Nose porque pero presiento que con loca te refieres a mi(?) xDD

Marcia : Te adoro *-* eres tan divino !
Christopher: Disculpe, Pero no la conozco. ahora si me permite...debo cuidar a Khristal.
Sale del lugar.
Marcia: Todo Krhistal , Khristal ! ¬¬ !

Vale me fui de la olla como diria Bella xD
Pero es que adoro a Christopher *-*

jaja super capi! continualo =P

Cristal-Hime dijo...

esta muyyyy genial *0*

espero que le sigas pronto x9

yo te prometo terminar el libro antes de año nuevo xD, para q te lo leas completito, a ver si de una ves me decido a publicarlo o dejarlo enpolvado entre bytes por siempre (?)

te querooooooooooooooooo

lindaaaaaaaaaaaaa

Yammmmmmmm

por siempre

Luna

Anónimo dijo...

Cristal puede cuidarse sola, tiene mucha fuerza y valor dentro de si
solo que aun no lo sabe, espero que poco a poco vaya descubriendolo

Luuu