Quinto Capítulo: Fortissimo.
















El piano, no se opone a que vuelques
tus sentimientos en sus teclas
y tú que ahora te opones a la verdad,
¿No te opones acaso a tu propia esencia?.


Pasaron dos días y Aáron siguio sin aparecer. Los chicos se hicieron asiduos de ir a ver los ensayos de Jeanne y Nicholas mientras no tuvieran sus propios ensayos. En esos pequeños tiempos que pasaban todos juntos, poco a poco empezaron a conocer mas el uno del otro e incluso algunos empezaron a cambiar desde el fondo de sus almas.
Jeanne, aunque era la que más preocupada estaba por la persona que mas detestaba: Aáron, empezo a sentirse más a gusto en aquella academia y seguia siendo la unica que habia tenido un mensaje de su antepasado. Su canto también empezo a mejorar. En los ensayos con los chicos se sentia contenta, lo cual ayudaba mucho y a su vez, trabajaba mas duro durante las horas de la sección de canto.
Nicholas, bueno...Nicholas seguia igual. A el le daba igual todo el asunto de los antepasados, el destino y toda esa "tormenta" de cosas sin sentido, como a el le gusto llamar al asunto. Obviamente, sin un por que exacto, cada día tocaba mejor, el solo lo aludia a que estaba durmiendo más placidamente esos días gracias a los arduos ensayos, pero los chicos lo aludian a su antepasado, teniendo a Beethoven compartiendo su alma ya dejaba de ser una cosa meramente de talento.
- Ya quisieramos todos en la academia tener a Beethoven dentro nuestro, así todos sacariamos dieces por demás. - Enojado Matthew protestaba mientras Nicholas y Jeanne probaban unos cambios en la canción.
- ¡No seas caradura! - Catherine lo habia escuchado y ahora lo miraba con una mezcla de sorpresa y enojo. - ¡Tu tienes a Mozart ahi dentro! - Le dijo la rubia y señalo el pecho del chico.
- Cathy tiene razón, ya deja de quejarte sin sentido y ve a buscar a alguna de tus chicas. - Le dijo Frederic tranquilo mientras repasaba algunos libretos.
- ¡Disculpenme Reina Isabel y Shakespeare! - Contesto en tono burlon Matth. - A parte hablenme mejor que yo soy mayor que ustedes... - Dijo convirtiendo su tono en altanero y orgulloso esta vez. Ambos chicos que le habian discutido ahora lo miraban sumamente enojados pero en pocos segundos empezaron a reirse estrepitosamente. Lyla estaba haciendo aparecer por detras de la cabeza del chico una prueba de matemáticas en la que habia sacado nada más ni nada menos que un cero.
- ¿Qué demon...? - Dijo Matthew sin entender que pasaba hasta que volteo y encontro detras de el a Lyla poniendo una hemosa cara de inocente a la cual ningún hombre podria resistirse. - Por algo dicen que Ana Bolena tenia encantos incomprensibles...- Matthew se comenzo poco a poco a acercar al rostro de Lyla pero recibio un golpe de un zapato que habia llegado volando desde el lado del piano.
- Quieto fiera, deja eso para las noches de locura...- Decia esta vez Nicholas el cual ahora descansaba. Entre tanto ruido y animo en la discusion nadie se habia dado cuenta que el piano habia cesado y de que Jeanne ya no cantaba. Ahora la pelirroja hacia arreglos junto con Rose en las partituras, la encargada del 2-A era muy buena leyendo y corrigiendo partituras a lo que a Jeanne le faltaba algo de practica, lo de ella era más bien un trabajo de oido.
- ¿Ves?, Allí es un fortissimo, por eso tu tono no terminaba de encajar con el piano. Debes de seguir más la partitura Jeanne. - Decia dulcemente Rose como si fuera una maestra.
- ¡Gracias Rose!, Realmente sos muy buena conmigo... - Jeanne la miraba encantada como quien estuviera mirando a un gran idolo.
Las tardes se pasaban así, entre risas y discusiones.
Los chicos decidieron dejar a Jeanne y a Nicholas ensayar un rato solos para que se concentren mejor, así que salieron todos juntos del salon.
- ¿A donde vamos ahora? - Dijo Matthew emocionado como un pequeño niño.
- Que raro que lo preguntes...Antes solias pasar más tiempo con los otros chicos de tu curso...¿Qué paso Stratford? - Inquirio Catherine mientras todos seguian caminando lentamente por el pasillo el cual se veia inundado por una luz anaranjada proveniente del atardecer.
- Nada...Solo que de repente me la paso mejor con ustedes que con ellos...- Dijo Matth volteando la cara al frente, intentando ocultar un gesto de molestia que le causaba el tener que responder a eso. - ¿A parte tu no te encuentras en la misma situación?, ¿Qué paso con esas chiquitas que te acompañaban para todos lados como mosquitos?
- Ah...ellas...ehmm...Tan solo es por la misma razón que vos, ¿Porqué más va a hacer si yo la pasaba genial con ellas?, ¡Incluso creo que ahora ire a buscarlas! - Las palabras de Catherine salian apresuradamente y se la notaba nerviosa por la pregunta. Al terminar de hablar simplemente salio corriendo por el pasillo. - ¡Despues nos vemos chicos!
Los cuatro se quedaron viendo sorprendidos como la rubia desaparecia por el pasillo.
- Tendra sus razones, ¿no? - Dijo Rose intentando buscar una explicación.
- Supongamos que si. - Frederic habia vuelto la vista a sus libretos de los cuales no habia despegado la vista para nada, tan solo para ver como Catherine se alejaba.
- ¿Y ahora?, ¡Vamos a tomar algo al comedor! - Dijo una alegre Lyla.
- ¡Lo termine! - El grito de Frederic interrumpio los planes de los chicos. - Amigos...¿Quieren ayudarme en algo? - Los tres chicos que se quedaron mudos por el grito de Fred simplemente lo miraron y comenzaron a leer lo que él tenia en manos.

Al mismo tiempo, aun en el salon de ensayo de piano, Jeanne guardaba los cuadernos en su mochila mientras Nicholas también guardaba sus cosas y acomodaba un poco el desorden del lugar. Le pelirroja mantenia una mirada de preocupación con una mezcla de enojo y eso Nicholas no lo soportaba más.
- Deberias de ir a buscarlo a su cuarto, seguro esta allí encerrado como una rata asustada...
Jeanne al escucharlo se volteo a verlo y se sorprendio de como el morocho habia dado justo en el blanco.
- Yo no puedo entrar en el edificio de los chicos...
- Si yo quiero, sí. - Dijo sonriente Nicholas. - Vamos, apurate que yo te llevo.
Jeanne tomo sus cosas rapidamente y siguio al chico que ya salia por la puerta.
Pronto llegaron a la puerta del edificio de los chicos, Nicholas se volteo a ver a Jeanne la cual parecia decidida a entrar a aquel lugar.
- Bien, haremos esto...Si entras por la puerta principal te descubriran, asi que iras hacia el lado este del edificio, buscaras la segunda ventana contando de derecha a izquierda y esperaras allí. Y obviamente intenta que nadie te vea merodeando por allí. - Nicholas termino de dar las indicaciones y entro tranquilamente hacia su habitación.
- ¡Vamos Jeanne, tu puedes! - Se dijo así misma la chica hasta que se dio cuenta que el hablar con ella misma sonaba un poco loco.
Hacia donde tenia que ir, habia toda una columna de arboles y arbustos. La chica corrio hasta allí y se agacho. Comenzo a gatear hasta que luego de contar varias veces las ventanas y perderse en la cuenta, hallo la ventana correcta y espero allí. Nicholas aparecio por esa ventana y la abrio.
- ¡Vamos!, ¡Rapido...! - Dijo el chico en un murmullo. Jeanne se apresuro, salio de detras de los arbustos y se metio por la ventana.
Mientras se sacaba algunas hojas del cabello y de su ropa observo el lugar lentamente. La habitación no parecia tan desordenada y en formato era practicamente igual a la de las chicas. Nicholas dormia en la parte de arriba al igual que ella y tenia varios posters de bandas de rock en la pared del lado de la cama.
- Ven, sigueme... - Le dijo Nicholas pero un ruido en la puerta se escucho de repente. El morocho alarmado giro a ver a la chica la cual seguia media boba mirando la habitación. - ¡Metete bajo la cama!
- ¿Qué? - Le dijo sorprendida Jeanne y bajando estrepitosamente de su nube.
- ¡Abajo de la cama Jeanne! - Murmuro Nicholas mientras alguien luchaba con el cerrojo de la puerta. La chica se tiro al piso y gateando se metio bajo la cama, al estar allí vio una montaña de papeles, todos parecian pentagramas y composiciones. Realmente Nicholas llevaba a Beethoven dentro de el, penso la pelirroja en ese momento.
- Demonios Nick, ¿Porqué le pusiste llave a la puerta? - Dijo el compañero de cuarto de Nicholas que en ese momento al fin lograba entrar mientras el bajaba tranquilo la escalera fingiendo perfectamente total despreocupación por el mundo.
- No queria que nadie me molestara...
- Ya veo, así esta bien. Yo solo venia a buscar una chaqueta que me presto uno de los chicos y me voy - Le contesto sonriente su compañero. Nicholas camino hasta el baño disimulando buscar algo. - Me voy Nick, ¡despues nos vemos!.
- Adios... - El inoportuno compañero de cuarto salia por la puerta y se alejaba por el pasillo mientras el volvia a subir las escaleras. - Ya puedes salir fran-ce-si-ta. - Dijo Nicholas sonriente.
Jeanne gateo hasta lograr salir de abajo de la cama y se levanto. Sacudio su ropa y suspiro.
- Al fin, ¡pense que moriria allí!, Deberias de limpiar un poco y sacar la tierra...
- Ya luego, ahora vete...- Nicholas se echo en su cama pero miro a la pelirroja que no se movia del lugar y lo miraba enojada. - Cierto cierto, necesitas ropa para que los chicos no te vean deambulando por ahí...Seria un poco extraño que vos que sos nueva de repente aparecieras por el pasillo de los cuartos de los chicos, ¿no?
Jeanne asintio con la cabeza, se cruzo de brazos y se sento en la cama mientras Nicholas ya se habia levantado y buscaba ropa para prestarle.
- Te va a quedar un poco grande, pero ni modo... - El morocho le tiro a la chica una remera, un jean viejo y una gorra. Jeanne tomo la ropa y corrio al baño a cambiarse. Cuando salio se habia recogido su pelo y se habia puesto la gorra, la remera y el jean.
- ¡Ahora solo camina como hombre, baja la cabeza y no tendras problemas! - Nicholas sonrio al verla y se dio la media vuelta. - ¡Adios!, vuelve aquí cuando hayas terminado de charlar con Aáron...
- ¡Si mi capitan! - Dijo Jeanne contenta y con un tono militar pero con su voz dulce.
Salio de la habitación y se encontro con un mar de chicos que la mayoria eran mucho más altos que ella. Rapidamente bajo la cabeza y empezo a buscar la habitación de Aáron mientras se regañaba a si misma por no haberle preguntado eso a Nicholas. Llego al final del pasillo y aun no veia el nombre de Aáron en ninguno de los carteles de las habitaciones, subio las escaleras y aunque iba con la cabeza a gachas podia escuchar los murmullos de los chicos seguramente preguntandose quien era ella o más bien el. En la mitad del pasillo al fin la encontro la habitación 236 que rezaba debajo del número "Aáron Howard" y para la sorpresa de la chica, parecia que el solo estaba en la habitación, parecia que no tenia compañero. Golpeo a la puerta y nadie salio. Intento varias veces más pero nadie respondio. Así que toco el picaporte, la puerta estaba sin llave.
- Permiso Aáron... - dijo la chica y entro a la habitación. De golpe y sin siquiera darle tiempo a mirar nada, una mano la tomo del brazo y la impulso contra la pared obligando a la gorra a caerse y dejando su pelo al descubierto al igual que su mirada. Tenia frente a ella a un Aáron de mirada furiosa acorralandola contra la pared.
- ¿Qué hace una francesa idiota en el edificio de los chicos y más aun en mi habitación?, ¿Acaso quieres...- La cara de Aáron comenzaba a acercarse a la de Jeanne, la cual estaba temerosa y sorprendida por la actitud del chico. Pero sin dudarlo ni un segundo Jeanne levanto su mano y le dio una cachetada haciendo que el chico cayera al piso sentado.
- ¡Si, soy una idiota por preocuparme por vos! - Jeanne realmente furiosa le grito estas palabras y se proponia a tomar el picaporte cuando la mano de Aáron tomo la suya en el aire.
- Yo...Yo también lo vi...Yo también vi como el tiempo engaño a Enrique y le dio muerte...Vi el camino hacia la dolorosa muerte del Rey...- Dijo Aáron con la cabeza a gachas y muy por lo bajo. Jeanne se detuvo y se volteo. Se sento en el piso frente a el y espero que el chico volviera a hablar. - Enrique y el tiempo, hicieron un trato luego de la muerte de Ana Bolena. Enrique debia de pagar por haber asesinado a alguien inocente...pero todo fue un engaño, justo antes de morir, Enrique descubrio que todo habia sido una trampa...No logre que el me mostrara mucho más, pero realmente se siente furioso y desea poder cumplir su deseo como venganza contra el tiempo.
- ¿Y tu qué haras Aáron? - Le pregunto Jeanne intentando ser comprensiva luego de como habia actuado hace pocos segundo el.
- No lo se... - Contesto el chico sonando bastante apesumbrado. Jeanne penso por unos segundos y sonrio.
- ¡Quedandote aqui encerrado y no dejandote ver durante las clases no vas a lograr nada! - Lo regaño de repente a lo cual el chico levanto la mirada sorprendido. - No importa lo que decidas, ¡todos te extrañan! Y seguramente se te hara mas liviano todo esto si estas con tus amigos o si simplemente vas por los pasillos llamandome francesita. - La chica ahora sonaba mas dulce y comprensiva a la vez que seguia sonriendo. Aáron también sonrio.
- Me porte como un idiota hace unos segundos, pero no he de pedirte perdon. - Dijo burlonamente y cambiando su expresion por una más alegre. - Y tampoco voy a agradecerte que quieras entrar a mi habitación así de la nada...
- ¡Agh!, ¡Idiota! Y yo que me preocupo para nada...Solo me gano que te burles, toque varias veces la puert... - Los reclamos de Jeanne se vieron interrumpidos por un abrazo espontaneo y salido de la nada de Aáron que así como comenzo, termino, rapidamente el chico la solto y volteo hacia el otro lado de la habitación y se levanto.
- Ahora vete a tu habitación, ya viste que estoy bien, mañana ire al ensayo. - Dijo Aáron mientras subia las escaleras. Jeanne aun muda se levanto del piso y recogio la gorra, se acomodo el cabello, lo recogio nuevamente y se la puso. Empezo a subir las escaleras y al pasar junto al chico murmuro.
- Mujeriego idiota..
- Chica que entra a la habitación de otros sin permiso...- Aáron sonreia mientras decia esto luego de escuchar los insultos de la chica que ya salia por la ventana y bajaba con mucha precaución por la escalera de emergencia que estaba amurada a la pared. Jeanne levanto la vista por ultima ve a la ventana de la habitación del chico y vio como la mano de el la despedia y como ahora el sonreia. La chica nego con la cabeza por que no podia terminar de comprender a ese chico y comenzo a correr hacia la ventana de Nicholas. Subio la escalerilla y tuvo que golpear varias veces el vidrio hasta que el morocho le abrio. Cuando entro busco su uniforme y se cambio devolviendole la ropa a Nicholas.
- Gracias por todo. - Dijo la pelirroja.
- Es solo en agradecimiento por ayudarme para la competición. - Contesto despreocupado el chico.
Jeanne sonrio, salio por la ventana y luego corrio hasta su dormitorio, al llegar allí le extraño que Catherine aun no hubiera llegado y que nada estuviera revuelto. El día anterior a esa misma hora se encontraba sentada en la cama charlando con Rose y con Lyla y siempre al menos ya estaba su uniforme tirado en la cama. ¿Qué podria haber pasado?.

-----------------

Algunas aclaraciones:
1- Si bien elegi personajes historicos reales no quiere decir que vaya a acatar al pie de la letra la historia de la vida que se cuenta que sucedio realmente, sino que voy a incluir detalles ficticios que solo suceden en Aión.
2- Sí, los chicos tienen matemáticas en la escuela, al igual que Literatura y Ciencias Naturales. Son como las materias básicas y aunque tengan las materias correspondientes a música, las materias básicas no faltan.
3- Fortissimo hace referencia al termino usado en la música que hace referencia a una intensidad de tono y que en italiano significa "muy fuerte". Si analizan bien el capítulo descubriran que el título y esté tienen mucha relación.
4- Para aquellos que desconocen la historia de Ana Bolena y el rey Enrique VIII, lo que sucedio fue que Ana fue culpada de varios cargos de los cuales se cree que todos fueron inventados y se la envio a que le cortaran la cabeza sabiendo de su inocencia. Al menos así tomare la historia en Aión pero más adelante esto sera mejor explicado en la historia misma n.n

Es un capítulo bastante largo y con mucho amor ♥ (?) así que espero que lo disfruten xD
Y también espero que se lleven bien con la nueva función de Resumen y de "Leer más" que le incorpore al blog ♥




|

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Holaa!!
buen capi! bien el chico sufrio "un vuelta al pasado" como Jeanne, me dio penita...
ya nose si prefiero a Nicholas...
emm no!
me quedo con Nicholas se! XD
cuidate muxo n.n
graxias
escribe pronto *-*
se le quiere muxooo
chauuuuu
y recuperese pronto n.n

Cristal-Hime dijo...

tsk, que nicholas es mio ¬¬

y no lo comparto x9

....

te quedooooooooo lindooooooooooo el capppppppppp

^^

espero el otro pronto~~

Anónimo dijo...

Ah no
yo vi a Nicholas primero
tiene un aire de que me encanta
ademas con tanta sensibilidad para el piano creo que puedo sentirla
aunque mi instrumento favorito es el violin...

quiero el otro capitulooooooo

tu Maaaa

musou_hana dijo...

capitulo 5 leído!

aaa!! genial! ese Aáron >3> no es tan rudo como parece

me ha gustado! continualo!

saludos!

^3^

Anónimo dijo...

muy bueno este capitulooo
ya hay un par q empiezan a sentir al pasado dentro de ellos...
esto se esta poniendo bueno...
ojala q siga asi de intrigante...
ahora a leer el sextoo...
bso!
Manu