Octavo Capítulo: Pasión.



"Me sucede a veces que no puedo más que suspirar y, lleno de dolor, vierto en el piano mi desesperación."
Chopin, Frédéric.








Gabrielle y Jeanne se miraron fijamente durante varios segundos, está ultima intentaba buscar en su mente porque se había ganado el odio de la chica que tenia delante suyo, pero aún así no logro descubrirlo. Soltaron sus manos, Jeanne fingió una sonrisa y se dio la media vuelta hacia el vestidor.
- Aguarda...Aún no termino... - Dijo Aáron al ver hacia donde iba la chica.
- Allí tienes otra modelo... - Jeanne contesto esto y el chico busco con la mirada en el cuarto ignorando la presencia de Gabrielle.
- Yo no veo ninguna...
- Muy gracioso Aáron, yo se que te mueres por verme con uno de esos vestidos... - Dijo Gabrielle acorralando al chico contra los estantes mientras hablaba de forma sensual y mientras Jeanne se encontraba cambiándose.
- Los vestidos te quedarían demasiado largos a ti, Gabrielle y ya vete de una vez... - Aáron ahora corría a la chica de su camino tomándola de los hombros. - Tengo trabajo que hacer...apúrate y vete...
- Eres muy malo conmigo Aáron...Pero yo se que vas a quererme un día de estos... - la pequeña chica, ofendida al escucharlo, tomo un pequeño bolso que estaba sobre una banqueta y salió de la habitación cerrando con fuerza la puerta. Junto con el ruido de la puerta y el temblar del delicado lugar por la fuerza de la chica, algo en ese mismo segundo cambio.
- Hey, francesita, no hay necesidad de que te vayas... - dijo Aáron cuando Gabrielle finalmente se fue, pero Jeanne no contesto - ¿Me escuchaste? - Pasaron unos segundos y la chica seguía sin pronunciar palabra, pero de un momento a otro un grito provino del vestidor y Aáron sin dudarlo abrió la cortina del mismo.
Jeanne se encontraba parada, aún con el vestido puesto y temblando mientras miraba fijamente el piso con sus ojos abiertos de un modo que daría miedo a cualquiera. Pero allí en el piso, no había nada, ni siquiera un insecto.
- Fuego...hay mucho fuego... - dijo en un murmuro la chica.
- ¿Fuego? No hay nada Jeanne, no me asustes...
Aáron no podía verlo, pero ella si. Todo su cuerpo estaba rodeado de fuego, se estaba por convertir en cenizas, sentía el calor que quemaba cada centímetro de su piel, era todo igual a la primera vez que vio la muerte de Juana de Arco, pero en esta oportunidad, solo veía el fuego. Intento razonar por unos pocos segundos, cerro los ojos y sacudió la cabeza mientras aún escuchaba a Aáron y sentía como el la tocaba en los hombros para que le responda.
Abrió los ojos y frente a ella estaba el chico con ojos desesperados.
- Ya esta bien, no te preocupes...
- ¿Como no me voy a preocupar? ¡Idiota! ¿Qué viste? - el, lucia incluso más nervioso que ella.
- Otra vez la muerte de Juana...pero esta vez me sorprendió...solo era el fuego, que se abalanzaba sobre mi...no se porque justo ahora... - sin saberlo, Jeanne titubeaba al hablar, lloraba y a su vez intentaba en vano apartar las lagrimas de sus mejillas. Rápidamente, para que Aáron no la viera más así se metió al vestidor y comenzó a cambiarse. El chico aún intentaba razonar las palabras de ella mientras se daba la vuelta y acomodaba algunas cosas.
- Eres una idiota sin duda...Frente a el puedes llorar, pero frente a mi, no... - murmuro molesto volteando a ver al vestuario pero sin que ella lo llegara a escuchar.
Jeanne termino de cambiarse y salió con el vestido en la mano. Sin decir ni una palabra se dirigió hacia la puerta no sin antes pasar por la banqueta que estaba cerca de está.
- ¿No vas a decir ni siquiera adiós? - dijo Aáron al verla.
- Mi bolso... - dijo la chica buscando con la mirada en la banqueta. - ¿Donde esta? - Jeanne volteo la mirada hacia el chico el cual la miraba sin entender. - La letra... las partituras de Nicholas...esta todo ahí...¿¡Donde demonios esta mi bolso!?
- No lo se...Nadie entro aquí a parte de nosotros...Aunque tengo el presentimiento que alguien lo hizo...pero no vi a nadie...y tu tampoco...Vamos, seguro lo olvidaste por algún otro lado.
- No Aáron, yo se que lo traje aquí...Demonios...Espero que Nicholas tenga la copia de las cosas...A todo esto, ¿Qué hora es ya?
- Casi las 6 de la tarde...¿Crees que los chicos hayan terminado ya de hacer lo que sea que tenían que hacer?
- Si...Incluso ya deben de estar haciendo cualquier cosa menos eso...
Aáron guardo algunas cosas en su mochila y ambos volvieron al edificio de la academia. Ninguno de los dos recordó durante el camino el incidente del supuesto fuego.
Al llegar a la sala de ensayos Frederic y Matthew se reían por las anécdotas que Lyla estaba contando mientras Rose y Catherine practicaban con sus instrumentos y Nicholas dormía...como de costumbre.
Ambos chicos entraron y todos se los quedaron mirando.
- ¿Qué hicieron durante todo este rato eh?...¿Donde se perdieron? - Pregunto curiosa Rose deteniendo su arco. Jeanne la miro mal, la ignoro y dirigió su mirada a Fred.
- ¿Conseguiste lo que te pedí de favor?
- ¡Claro! - Contesto el. Muy contento tomo una bolsa y se acerco a ella a dársela. - Cuídalos bien Jeanne, sabes que no son míos.
- No te preocupes, soy muy responsable - contesto sonriente ella.
- Mentira, acabas de perder tu bolso... - dijo Aáron burlonamente que ahora se sentaba en el suelo junto a Matthew.
- ¡Que no lo perdí! Solo no se donde lo deje... - Jeanne contesto apenada y tomo la bolsa de Frederic. Todos los chicos se rieron y así paso la tarde entre burlas, chistes y risas hasta que se hizo de noche y decidieron abandonar la sala. Nicholas le dio sus copias de la letra y partitura a Jeanne cuando salieron de allí. ¡Todo estaba listo para la competencia! Cada uno de los chicos se dirigió a su cuarto para cambiarse, cenar y si alguno lo lograba, descansar.
Catherine y Jeanne, al llegar a su cuarto, ambas comenzaron como locas a buscar sus maquillajes y accesorios para el día siguiente en sus valijas. Luego, entre extensas pruebas de colores sobre sus pieles y chismes que Cathy contaba acerca de la escuela se quedaron dormidas. Esa noche ambas tuvieron un sueño tranquilo y al despertar a la mañana siguiente, el caos de la música las esperaba.
- ¿Qué hora es lagartija? - decía entre bostezos Jeanne desde el suelo justo al lado de la cama de Cathy y envuelta entre algunas sabanas.
- Y yo que se francesita...levántate y mira por ti misma el reloj - contesto Catherine molesta bajo las frazadas de su cama. Jeanne gateo hasta alcanzar el reloj del escritorio y al ver la hora sus ojos se abrieron de igual tamaño que el objeto que miraba. En tan solo un segundo el reloj termino golpeando en la cara a Catherine que no se movía de su cama.
- ¡Se nos hizo tarde idiota! ¡Dijiste que habías puesto la alarma! - la pelirroja se levanto del suelo y corrió por las escaleras mientras la rubia, adormilada, tomaba el reloj entre sus manos.
- ¿Más de las 8 de la mañana? ¿No debíamos estar a las 7:30 con los chicos? - la chica se refregaba los ojos mientras hablaba hasta que razono lo que había dicho - ¡Demonios! ¡Es tu culpa por no despertarte antes!
Ambas corrieron por toda la habitación y apresuradamente se pusieron lo más cómodo que encontraron. Tomaron la ropa que necesitarían, los maquillajes, partituras y Cathy su viola y salieron corriendo del cuarto. Al llegar a la sala de ensayo Rose era la única que las esperaba con muy mala cara.
- ¡Tarde chicas!, Rápido a cambiarse que sino la competencia va a empezar sin nosotras.
La competencia se dividía por estilos en tres grupos de competición. Uno era el grupo de bandas de más de cuatro personas que no fueran a tocar música clásica, otro era el grupo de solistas y el que restaba agrupaba a dúos, tríos y cuartetos de toda clase de música. El jurado seria los profesores de la academia y un reconocido músico que vendría desde Viena, el público había sido invitado desde todas partes del país y la organización del evento era impecable, los concursantes solo debían de preocuparse por salir a escena y sorprender al público que esperaba ansioso.
Las chicas corrieron hacia los camerinos que se encontraban subiendo la escalera de metal junto al escenario y al entrar en el que les había sido asignado a las chicas del 2-A, Jeanne, se encontró con un rostro familiar pero a la vez desconocido.
- ¡Al fin llegan! - dijo Lyla levantándose de su silla - Ella es Gabrielle del 3-A - la pequeña chica de cabello rubio muy claro se giro a verlas a las tres entrar.
- Un gusto conocerlas, Gabrielle Rouseeau es mi nombre.
- Yo te conozco de algún lado... - dijo Jeanne viéndola fijamente.
- Seguramente de la clase de canto, pero no se quien eres tú... – contesto la chica.
- Jeanne Rennart...Ella es Catherine Leith...y ella Rose York.
- Un gusto - dijo desconfiadamente Cathy mientras Rose asentía con la cabeza.
En ese momento Jeanne noto una peculiaridad en la forma de hablar de Gabrielle.
- Tienes un apellido francés y también acento francés...
- Claro. Me crie en Francia hasta los 14 años y luego vine a Londres. Tú bien debes de conocer mi acento, tienes descendencia de allí, ¿no? - Contesto sonriente.
- Si, lo conozco...
- Y también has de saber que las chicas criadas en Francia contamos con una voz hermosa...Sabes que no tienes posibilidades contra mi... - Orgullosa Gabrielle sonreía y ahora se disponía a salir del camerino. Jeanne se quedo sorprendida por lo que la chica le dijo. La acababa de conocer y ya la trataba mal... ¿Qué estaba sucediendo allí?
- ¡Hey! Eso es de muy mala educación...Pídele perdón a Jeanne. - Dijo Lyla al ver como se iba Gabrielle. Está se volteo y miro fijamente a Lyla.
- No voy a escuchar las palabras de una vulgar como tu - Gabrielle salió del lugar y ahora se perdía entre la multitud de chicos y chicas que corrían por los pasillos.
Las cuatro chicas se quedaron sorprendidas y se miraron entre si.
- No le prestemos atención a esa chica que quien sabe de donde salió, vamos a prepararnos. - Las alentó Rose y cada uno tomo sus cosas y comenzó a prepararse.
Para la competencia todos debían de lucir formales e impecables, la presencia y la elegancia también eran tomados en cuenta, así que las chicas eligieron usar vestidos.
Lyla lucia un escotado vestido rojo que llegaba a una o dos manos antes de la rodilla. La falda era de tul y voluminosa y todos sus detalles eran en negro, tenia un aspecto muy aguerrido y sexi para la ocasión ya que ella tocaría en una banda la guitarra eléctrica. El cabello negro azabache y liso de la chica había sido convertido en puros rulos que caían detrás de sus hombros. Las chicas al verla se quedaron boquiabiertas.
- ¿En que banda vas a tocar así vestida? - Pregunto Catherine aun mirándola de arriba a abajo sin despegarle los ojos de encima.
- En la banda de Matth y Aáron.
- ¿Ellos armaron una banda? Pero si Aáron dijo que estaba trabajando en el vestuario de unas chicas... - Jeanne sorprendida intentaba imaginar la banda de ese par.
- Eso era una ayuda que el daba, pero la banda es con la que competirá.
Al aclarar esta duda la próxima en salir lista fue Rose. Su cabello estaba atado en un rodete que dejaba caer algunos delicados bucles en su espalda mientras que su flequillo lucia liso y perfecto.
Su vestido era azul y estaba lleno de brillos. Tenia una falda que caía sobre el cuerpo tocando el piso y unas delicadas cintas de razo unían el vestido desde el frente hasta la parte de atrás en los hombros.
- ¡Amo tu vestido! - Grito Jeanne al verla.
- ¡Y tu pelo esta perfecto! - Dijo Catherine.
- Era de esperarse de la delegada de la clase - Lyla decía esto mientras se acercaba a Rose a arreglarle la parte de atrás del vestido.
Por ultimo Cathy y Jeanne salieron de los vestuarios casi sincronizadas.
Catherine llevaba un vestido color plateado que se ajustaba en el pecho y caía plano por debajo de este hasta las rodillas. Era de una tela muy delicada y estaba recubierto de gaza al tono. Debajo del pecho llevaba atada una cinta de un gris más oscuro y en la caída se dibujaban grandes rosas de bellos pétalos.
Mientras tanto Jeanne tenia puesto un vestido color crema el cual en el pecho era recto y ajustado con una cinta debajo del mismo como Cathy, pero de color azul oscuro. Unas finas tiras que aparentaban ser tul eran las que cruzaban la espalda hasta la delantera. Debajo del pecho el vestido tenía un vuelo hermoso y llegaba hasta el suelo, rozándolo, pero no tocándolo. Las puntas de la cinta que ajustaba el pecho caían delante del vestido y eran del mismo largo que este.
La pelirroja llevaba su cabello atado en una media coleta mientras que Catherine lo había alisado por completo.
- Increíbles... - dijeron juntas Rose y Lyla al verlas.
- ¿De donde sacaron los vestidos? - pregunto la morocha del grupo.
- Frederic nos los presto...Si que son lindos, ¿no? - Jeanne daba una vuelta haciendo volar la falda de su vestido mientras contestaba.
Cuando las cuatro chicas estuvieran listas, tomaron sus escritos e instrumentos y bajaron al escenario para quedarse a un costado esperando su turno. Al llegar allí los chicos estaban viendo como el presentador iniciaba el evento, los cuatro lucian negros trajes de gala y estaban peinados con el pelo hacia atras y bien acomodado. En pocos segundos a las chicas se les perdieron los ojos a ellas....y obviamente no eran las unicas.
- Nada mal...No sabia que podian parecer tan apuestos... - dijo Rose observandolos detenidamente.
- Ellas parece que si lo sabian... - Catherine ahora señalaba a un grupo de chicas que se encontraban esperando su turno a un costado charlando entre ellas mientras miraban a los chicos.
La competencia comenzó a las 11 horas en punto. El teatro rebalsaba de gente y la presión era mucha sobre los participantes, antes de que ellos entraran a escena un grupo del tercer año se poso bajo las intensas luces y una corta opera preparo al público para lo que venia.
Luego de unos treinta minutos una a una empezaron a pasar primero las bandas. Las dos últimas en tocar fueron las de Frederic, y la de Matthew y Aáron.
La banda de Frederic toco su propia versión de "Fly away from here" de Aerosmith, haciendo alucinar al publico con los sonidos de la guitarra y el bajo. El cantante, según las chicas, era hermoso y se preguntaban como nunca lo habían visto en la escuela y las cuatro aseguraron que le preguntarían a Fred por el chico luego. Muchos en el público cantaron la canción a la par y al finalizar la canción todo esté los aplaudió de pie. Seguida de esta banda, el público se debió levantar otra vez. Aáron con una melodiosa voz, acompañado de la potente y talentosa Lyla y del peculiar sonido del violín de Matthew, hizo llorar a varias personas transmitiendo la tristeza de "Make a memory" de Bon Jovi. A los chicos del bajo y la batería las chicas optaron por ni siquiera intentar averiguar sus nombres, parecían bastantes locos al tocar sus instrumentos, realmente se notaba que disfrutaban demasiado de la música.
Así fue que en la etapa de bandas, el grupo de Frederic se declaro ganador del primer puesto seguido en el segundo lugar por la banda de Aáron, el cual ahora solo parecía que su ego había crecido más allá de las nubes por las atentas miradas de su club de fans. Matthew no se quedaba atrás en esto, todas sus chicas gritaban desde una platea y Catherine tenia ganas de tirarle su viola en la cabeza a cada una de ellas.
Paso el grupo de solistas y Gabrielle apareció. Se lucio con una voz digna de una futura soprano en el escenario y para su mala suerte solo consiguió el tercer lugar. Al salir del escenario, Catherine y Lyla le hicieron burla a lo que ella respondió con una mirada de profundo odio.
Y por fin, llego el turno de los duetos, tríos y demás.
La primera en aparecer fue Catherine con su cuarteto de cuerdas. Dos violines, una viola y un violonchelo deleitaron al público con la agradable, enérgica y prepotente Op. 80 de Felix Mendelssohn, una no muy conocida canción que les dio puntos extras con el jurado por su elección.
Luego de tres o cuatro participantes llego Rose con su violín y sus dos compañeras. Su violín, un violonchelo y una viola hicieron vibrar el escenario con una serenata de Ludwig Van Beethoven.
Y por ultimo la pareja que sorprendió al jurado ya que uno de ellos era completamente nuevo en la academia y no entendían como tan rápido ya la veían en la competencia.
Jeanne salió valiente y orgullosa al escenario junto a Nicholas. El se sentó al piano y ella se paro junto a esté. El público los aplaudió y dieron la orden de inicio.
La canción comenzó muy bien, el piano a cargo de Nicholas iba perfecto y Jeanne mantenía muy bien la respiración y el ritmo, al público le iba gustando, los iban atrapando. Pero al llegar al estribillo, la pausa antes de esté se hizo muy larga a los oídos de Nicholas. Al levantar la vista hacia su cantante está estaba helada mirando el suelo. El siguió tocando el piano a la espera de que ella siguiera la canción, pero ella no la seguía y el público comenzó a murmurar.
Nuevamente Jeanne veía fuego en sus pies, el fuego subía poco a poco por sus piernas y pronto se apoderaría de su cintura, haciendo cenizas el preciado vestido del grupo de teatro que Frederic le había prestado.
Aáron la observaba detrás de las cortinas junto al escenario y sabiendo lo que ocurría tomo cartas en el asunto.
- Shiss...Jeanne, vamos...La canción... - La chica no reaccionaba a su voz tan baja, tenia que pensar algo mejor. Por su cabeza pasaron miles de ideas en un segundo, pero la única que pensó que quizás ayudaría era la más ilógica - ¡Juana! - Grito desesperado el chico y su voz se escucho por todo el escenario ganándose un reto por parte de la directora de escena. Jeanne levanto la mirada al escucharlo y vio el publico frente a ella esperando por su canción, así volvió en si misma. La visión desapareció y nuevamente intento escuchar las suaves notas de Nicholas para seguir cantando.
Al finalizar la canción, gran parte del publico los aplaudió de pie y los esfuerzos de ambos finalmente les otorgaron el tercer puesto y al trió de cuerda de Rose el primero.
Luego de la entrega de premios y de cerrar el evento, Nicholas se acerco a Jeanne la cual lucia deprimida. La chica al ver al morocho de ojos color miel cerca de ella se puso a llorar.
- Perdón...hubiéramos conseguido el primer puesto si yo no me hubiera detenido...Trabajaste tanto en esto y yo lo arruine...- Las lagrimas de la chica recorrían sus mejillas mientras hablaba.
- Esta bien francesita...No llores por algo tan tonto....No seas idiota... - decía Nicholas mientras sacaba un pañuelo y limpiaba sus lagrimas. - Pero quiero saber que paso que dejaste de cantar en ese momento...Quiero que me lo cuentes...- Nicholas se acerco más a ella y la miro fijamente a los ojos desde una distancia muy pequeña, tal era así que sus labios no estaban muy lejos y Jeanne se puso aun más nerviosa retrocediendo un paso para alejarse de la cara del chico.
- Yo...No... - Jeanne titubeaba en vez de decir claramente lo que le había pasado. Nicholas dio un paso adelante y cuando ella quiso retroceder se encontró contra la pared. Parecía que estaba destinada a quedar en ese lugar con los chicos. De un momento a otro, mientras ellos se seguían mirando fijamente, la luz del escenario se apago y quedo solo prendido un foco del otro lado del escenario. Todos los chicos ya habían sido dirigidos hacia la academia a una fiesta que se organizaba en el comedor. Sin embargo, alguien seguía buscando a Jeanne.
Aáron ahora subía la escalera directa al escenario que venia de las aulas en busca de la chica. Esta vez quería que ella le dijera que había sucedido y que era lo que realmente estaba viendo. Al llegar al escenario comenzó a buscar la luz mientras que del otro lado Nicholas aun tenía a Jeanne contra la pared.
- ¿No crees que deberíamos irnos?...Ya apagaron las luces - le murmuro Jeanne a Nicholas que aunque no veía mucho sabia que estaba delante de ella. Pero el chico puso su mano contra la pared junto a la cabeza de ella y acerco su rostro al de la pelirroja.
- No...Así estamos bien - le murmuro casi en los labios Nicholas a la chica.
- Pero yo no... - los labios de el tocaron los de ella haciéndola callar y en ese mismo momento la luz se encendió, alguien había encontrado la perilla en esa gran oscuridad y una chica de largo pelo negro vistiendo un vestido rojo se encontraba a un pie de tocar el escenario desde las escaleras.

-------------

Capítulo dedicado a Marcia, para que se recupere de esa depre que trae encima, te quiero hermanita ♥



|

7 comentarios:

Anónimo dijo...

comentando de vuelta porq tu blog me discrimina y no me agarra los comentarios u_u

=O
muy buen capitulo, me gusto o.o
lastima q es demasiado largo, esta marcia q te hace escribir mucho (?)
segui asi q la historia se esta poniendo muy interesante, me gusto lo de las ilusiones de jeanne n_n
chauchas

mr. chov (listo, kedo asi xD)

Anónimo dijo...

Pobre Jeanne, no quisiera estar en sus zapatos, encima que siente fuego en su piel y de todos los accidentes, el fuego es el peor.

Panico en medio de la competencia, pobrecita se ha de haber sentido muy mal..

Ahora seguro que se hechara otra enemiga encima porque el bobo de Nic intenta besarla..

uff, estoy que me como las unias...

Tu Maaaa

Anónimo dijo...

Vayaa Lyla los descubrio? O.O Y Áaron los verá? o.o
Me encanto el capi! aunque lo de Nicholas y de jeanne [celos (?)] no vale T-T
Las canciones muy buenas =P
Ayy
Sigue asi escribe pronto!
Gracias por dedicarme el capi *-*
Ya no le ando tan depre hehe,
También le adoro hermanita, la quiero muxooo ♥♥. Thkss!!
Nos vemos en el siguiente capiii
Atte: Su mini-hermana(?) n.n

Cristal-Hime dijo...

muy buen cap ^^

sigue xD, quiero más x9

te quelo!

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Excelente capítulo, escribes genial XD

Saludos desde:

http://cinemaworldycomics.blogspot.com/

Aldahara Amaranta Soraya María Ana Belén Amadhys dijo...

hola me ha gustado lo que he leido tienes un blog muy interesante, asiq entrare mas amenudo para continuar leyendo.
un saludoooooooooooo

musou-hana dijo...

oh! oh!!! *0* no lo puedo creer!!!!

aaa!!!! ahora leo el especial


que publiques rápido el nuevo caaap! que quiero saber como sigue! x3