Me decidi a seguir escribiendo, pero esta vez, algo mas largo, algo que me lleve algunos capitulos al menos ^^. Falta revisarlo, pero he aqui el borrador n.n



--------------------------------------------------------------------------------

Capitulo 01 - Como rosa marchita-.

Ella corria, corria por los largos pasillos, las lagrimas le salian a granel, el vestido que volaba con el viento, y los sirvientes que no entendian como aun no habia tropezado con la tela y los tacos de sus zapatos. Pero eso a ella, no le importaba, ella queria correr, correr tan lejos como le sea posible, alejarse de alli.
- Mas lejos este, menos dolor sentire. Eso pensaba ella en ese momento, lo que no sabia, era que correr solo la llevaria a otro pasillo sin salida. Y asi fue, choco contra una pared, y por suerte no se lastimo con un viejo candelabro. Se dejo caer hasta llegar el piso, aun con las manos contra la pared. No podia parar de llorar, la sensacion de miedo, de sorpresa, de tristeza, de enojo, la invadia por todo el cuerpo, cada milimetro de sangre, cada pequeña celula, estaba invadida por la desolacion, se sentia la mujer mas infeliz sobre el planeta, a pesar de que su problema, comparado con otros, era tan pequeño como una hormiga.
Se habia limitado a sonreirle y decirle que todo estaba bien, se habia limitado a la falsedad, algo en lo que no podia fallar, era su mejor tecnica, pero la derroto, simplemente colapso, no soporto la presion de tanto dolor en su pecho. Y como si todo pasara otra vez, ella lo recordo, se le vino a la mente ese momento nuevamente.
El le habia prometido que esa noche, cenarian juntos a la luz de la luna y con la bendicion de cada una de las estrellas. Su punto de encuentro seria el balcon de su habitacion, aquella que rodeada de rosas habia sido el lugar donde sus padres los habian presentado a la edad de 5 años. Se puso su mejor vestido, ese que el, le habia confesado que era el que mejor le sentaba.
Tocaba el piso, bordado a mano con unas pequeñas rosas asiaticas rojas, todo el borde tenia pequeños diamantes, un corset con los mismos decorados y una gran rosa con lazos rojos cayendo de ella en el borde izquierdo del mismo, ¿y el color?, un rosa viejo tan delicado como ella lo era. Toda su vida era digna de una princesa, no podia estar mas feliz. Llego a la habitacion no sin antes terminar de arreglarse en la puerta revisando cada detalle. Se habia hecho un rodete y se habia dejado un poco de flequillo al frente, pero por los nervios se deshiso del peinado y simplemente dejo que su largo pelo negro ondulado cayera en su espalda.
Toco a la puerta y luego puso los brazos atras de su espalda esperando que el le abriera. Escucho como el se acercaba a la puerta y se puso aun mas nerviosa. Al abrirle el mantenia una postura digna de un caballero pero ella se le tiro encima practicamente haciendo que el se cayera, pero logro sostenerla.
- Te extrañe tanto!
- Pero si nos vimos hace 3 o 4 horas...
Le respondio el algo cortante a lo que ella se le quedo mirando, para solo luego reirse pensando que era una broma. Entro a la habitacion y fue directamente al balcon, pero alli no habia ni una mesa, ni sillas, ni nada. Se dio vuelta a mirarlo y el de repente estaba con una mujer al lado. La intrusa estaba tomada de su brazo y el con la mirada fija en el cielo sin poder mirarla a los ojos.
- Khristal, necesito que me escuches...
- No esta bien, ya entendi!, Ella es una dama de compañia que nos guiara a nuestra velada, buena idea amor mio.
Khristal sonrio, pero el la seguia mirando seriamente y la otra mujer no le sacaba la vista de encima.
- No es eso, queria hablarte sobre nosotros...¿Sabes?, Esto de los matrimonios arreglados nunca me gusto, para mi tu eres como una hermana, mas que eso, no podria ser tuyo, hable con nuestros padres, les explique, y tambien ya les presente a Elizabeth...
La mujer que lo acompañaba hizo una pequeña inclinacion ante la princesa que tenia en frente. El caballero siguio hablando.
- Conoci a Elizabeth ya hace dos años, y deseo tomarla por esposa, por eso pedi que cancelaran nuestro matrimonio...
La chica habia pasado a no comprender nada, estaba muy sorprendida. El chico comenzo a cambiar el tono y la forma de dirigirse.
- Aun faltan 3 primaveras para que usted llegue al trono y tenga que casarse, por eso aun todo puede ser cancelado. Por lo que la conozco, princesa, a usted tampoco le gusta esto de que la casen con alguien por obligacion. ¿No le gustaria salir alli afuera y conocer al amor de su vida?. Le pido comprension, le pido que ambos elijamos un destino mejor para ambos que estar casados por obligacion...
- ¿Que estas diciendo?, Yo te amo, yo deseo compartir toda mi eternidad contigo. Penso Khristal para si misma.
- Yo ya no quiero engañarle princesa, haciendola creer que todo esta bien, le pido que entienda mis sentimientos y que podamos llegar a un comun acuerdo frente a sus padres y los mios.
La dama, con ese vestido tan hermoso, parada alli, entre el aroma de las rosas, escuchando las confesiones de quien hasta el momento habia sido el amor de su vida, esta aturdida, no puso mas que sonreir, fingir y evitar ahogarse por otros 5 minutos, con su propio dolor.
- Entiendo Caballero su situacion, y tal como todos me juzgan de dulce y comprensiva ante todos mis sirvientes, no sere menos en esta situacion. No podemos obligarnos a un amor no compartido, por ello mismo, usted es libre de hacer lo que guste a partir de ahora, yo conversare con nuestros padres, explicandoles que acepto esta situacion. Ahora creo que mejor los dejo solos...
Al ahora, traidor, para ella, se le dibujo una gran sonrisa e hizo una gran reverencia, y beso su mano. En ese momento, ella casi se quiebra, pero resistio.
- Le debo la vida Princesa, Muchas Gracias, le estare eternamente agradecido.
La princesa sonrio e hizo una pequeña reverencia a la pareja y ellos respondieron de igual manera. Empezo a caminar firmemente a traves de la habitacion. Un paso, la sangre hervia, otro paso, los pulmones ya no podian mas, tercer paso, las manos se aferraban al vestido. Empezo a dar zancadas en vez de pasos, hasta que salio de la habitacion, cerro la puerta con la mayor de las delicadezas que pudo y comenzo a correr.

Capitulo 02 - Cuestion de Sangre, Cuestion de Vida -

Recordar todo esto, en medio de la oscura noche, en este gran y solitario castillo, solo la hacia tener deseos de ir, tomar la espada de la rosa y clavarla en su pecho.
- Hey, no seria mala idea. Penso Khristal de repente. Y movida por un dolor tan psicodelico como el que sentia en ese momento, empezo a caminar hacia la sala donde todos los tesoros de la familia estaban guardados. Se tambaleaba, no podia mantener la compostura sobre esos zapatos, asi que sin darse cuenta se deciso de ellos. No escuchaba a los sirvientes, a pesar de que ellos a gritos reclamaban su atencion, pero por el miedo de que la princesa se enojara, no insistian demasiado y seguian su camino. Nuestra dama llego ante una puerta de oro puro, dibujadas con el mismo material sobre ella, rosas...donde la vista alcanzara, habia rosas...La puerta era tan enorme como si estuviera hecha para que un gigante pase por ella. Khristal se saco el collar que tenia en el cuello, abrio el relicario que este tenia y lo incrusto en un espacio de la puerta que llevaba la forma de una pequeña espada al igual que el relicario. Cuando la princesa incrusto el relicario en la puerta, un liquido color rojo cayo por uno de los costados del collar, era sangre. Cuando esto paso, la puerta le dio lugar para entrar. Ella accedio y sin cerrar la puerta, y sin volver en si, comenzo a caminar en linea recta.
Hasta donde la vista no alcanzaba, solo habia tesoros, joyas, baules, cuadros, monedas de oro y de plata, era una habitacion tan enorme...Pero eso no importaba, ella solo queria lo que estaba resguardado de una gran caja de piedra rodeada por rosas rojas hecha de finas piedras preciosas que brillaban hasta cegar la vista. Se acerco a ella y acaricio la tapa. La abrio lentamente y la misma espada que daba forma a su relicario, ahi estaba, en todo su esplendor, con toda su hermosura y con toda la fuerza que su familia significaba. En el filo estaba escrito algo en un idioma incompresible aun para la princesa, pero si logro leer el nombre de la familia real, de su familia, Rossie Knight, "Los caballeros de la rosa", eso era su familia, eran los reyes protectores del misterio que aquella flor resguardaba y que ella aun, no comprendia. Lo poco que sabia era que Rossie venia del idioma de esa antigua civilizacion que fundo los misterios de su familia, y este significa "Rosa". Y a pesar de todas sus preguntas, su madre solo habia contestado "Cada miembro de la familia descubre estos misterios, una primavera bajo los efectos de la maldicion de la creacion del todo y de la nada. En nadie se han dado de igual forma. Pero cada uno debe de descubrirlo por si mismo, no nos esta permitido contar estos misterios a los que aun los ignoran". Al toca la empuñadora se dio cuenta de lo poco que sabia sobre su familia, su origen y sobre ella misma. Pero aun asi, levanto la espada y se sorprendio de tener la fuerza suficiente para hacerlo, ya que en ese momento parecia una muerta en vida.
Aun sentia el dolor de cada segundo de escuchar las palabras de su caballero, de su amor, de esa unica persona que la habia hecho feliz durante 13 frios inviernos luego de conocerlo esa tarde junto a sus padres, ella queria volver a ese momento, ella queria volver a empezar todo desde ese momento, y hacer que ese hombre que ahora ya no era suyo, realmente lo fuera. Coloco la espada con la punta en su pecho, estaba decidida, se estaba ahogando en el dolor, y preferia dejar su sangre alli, en ese momento, que mucho tiempo despues en la soledad de saber que su oportunidad de ser feliz se le habia escapado.
- Estoy segura que todos lo comprenderan...
Khristal cerro los ojos, sus 18 años estaban por terminar ahi, pero de repente sintio sus manos vacias.
- Las damas no deben de jugar con espadas. Las armas estan hechas para las manos de los hombres, y las joyas para las de las mujeres.
Escucho la voz de un hombre y al abrir los ojos, un imponente chico estaba frente a ella observando cada milimetro de la espada de su familia.
Ojos rojos como la sangre, pelo plateado liso y largo que no se comparaba al brillo de la plata, era aun mas hermoso, piel tan palida como la caja que antes resguardaba la espada, alto pero con musculatura, no aparentaba ser muy fuerte, pero eso no queria decir que fuera debil. Estaba ahi parado, imponente, trasmitiendole miedo por cada poro de su piel y a su vez, estaba alli como un angel...¿O quizas un demonio?. Khristal clavo sus ojos verdes como la esmeralda en este hombre, no entendia como habia llegado el alli, pero al voltear se dio cuenta que habia dejado la puerta abierta, sabia que su padre iba a regañarla por ello. El chico clavo la mirada en ella tambien y se le acerco hasta estar a la altura de la chica, la cual por miedo retrocedio, tropezo y callo hacia atras, pero en ningun momento saco la vista de quien se habia invitado solo a detener el fin de su sufrimiento.
- Christopher
Russell, de la ancestral familia Russell de los Caballeros de la Noche, para servirle, hermosa princesa Khristal Rossie Knight..
Dijo ahora el que ya no era un desconocido. Beso la mano de la princesa, luego de ayudarla a levantarse, con una caballerosidad digna de un rey, pero con un sonrisa que encerraba tantos misterios como la familia de la chica. En ese momento ella supo que su vida cambiaria para siempre.



|

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustooo =P

Pobre princesa T.T

wuenuu como ya dije.. mi unica critica.. los nombres xDD

Me los imagino como si fueran Ichigo [ el que aparecio despues claro xP ] y Rukia *-*

Que lindos *.*

Segui asi yami , siga escribiendo , continueeee *-*

atte: Marcia n.n

Anónimo dijo...

Muxoo mejorrr *-*

ahi si soy felizzz !! wiii

Graxiasss .

Autografo de: Mar n.n

Cristal-Hime dijo...

oh oh esta lindisimo *0*

quiero massssssssssssssss

ah!, ya hay más *O*

tons a leer x9

te adorooooooooooooooooooooooooooo

ya lo sabes x)

Luna

Anónimo dijo...

Ohh
linda historia la de la familia
tendriamos a partir del relato
recrear escenas para la familia..

*sigo leyendo *

Luuuu